La Leyenda del Vampiro del Panteón de Belén

Vampiro-Panteon-de-Belen

Una de las leyendas más conocidas de la Guadalajara antigua, es la del Vampiro del Panteón de Belén, un personaje que sacudió una sucesión de muertes sangrientas durante una época en la que Guadalajara era un pueblo pequeño.

Cuenta la historia popular que en un principio comenzaron a desaparecer de manera extraña animales domésticos, entre perros y gatos, hasta que después comenzaron a ser vagabundos, para finalmente llegar a ser cualquier persona la víctima de una misteriosa muerte.

Estos hechos sumergieron a Guadalajara en una ola de terror, tanto que llegó a paralizar las actividades cotidianas de la población, debido a que las personas temían salir de sus casas durante la noche, por miedo a ser una víctima más del misterioso asesino.

Se reunieron todas las autoridades del pueblo para encontrar la forma de localizar al asesino, del cual se corría el rumor de que se trataba de un vampiro. Contrataron a expertos cazadores, pero solamente uno fue el que pudo lograr la hazaña de encontrarlo y capturarlo junto con ayuda de la gente del pueblo quienes se organizaron para esta cacería.

Armados con estacas y cruces lograron la captura del vampiro, el cual fue sacrificado con una estaca en el corazón, quemado y decapitado. Sin embargo, los últimos restos de él fueron enterrados en el Panteón de Belén, de donde comenzaron a brotar las raíces de un enorme árbol conocido actualmente como el Árbol del Vampiro, del cual se dice que si se llega a cortar, volverá a salir el vampiro en busca de venganza.





Incoming search terms:

  • panteon de belen
  • leyenda del vampiro
  • leyenda del panteon de belen
  • la leyenda del vampiro de guadalajara
  • el panteón de belén
  • leyendas del panteon de belen guadalajara jalisco
  • guadalajara el pantion de belen leyenda
  • historia del vampiro del panteón de belén
  • tumba del vampiro en el panteon de belen
  • el vampiro de guadalajara leyenda
3 comentarios

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *