En riesgo principal Pulmón de Guadalajara por proyecto de la CFE

El Bosque de La Primavera, uno de los principales pulmones en Jalisco y la principal fuente de oxígeno de la Zona Metropolitana de Guadalajara se encuentra en riesgo, debido a que la Comisión Federal de Electricidad pretende impulsar un proyecto de energía geotérmica que a largo plazo dañaría permanentemente el ecosistema.

Bosque-de-la-Primavera

La Primavera está declarada como Área Natural Protegida por el gobierno federal. Sin embargo, la nueva reforma energética no prohibe la exploración y explotación geotérmica en áreas naturales protegidas, por lo que la CFE ya tiene el permiso para explotar las 6 mil hectáreas del bosque donde se encuentra la mayor parte de la flora y fauna.

El permiso será por 30 años, y la CFE ya cuenta con 285 millones de pesos para iniciar las obras que de acuerdo con especialistas, generarían deterioros irreversibles en el ecosistema y cambiaría la dinámica ambiental de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Bosque-de-La-Primavera

Los expertos en el tema ya han comenzado a dar sus opiniones con respecto a este proyecto, el cual es una seria amenaza para el principal pulmón de Guadalajara.

“El bosque ofrece múltiples servicios. Si ha sobrevivido 140 mil años, tiene la capacidad de seguir funcionando los próximos mil, pero la energía geotérmica no, porque se aprovecha un calor que ha sido almacenado, en el caso de La Primavera, por 60 mil años, y en el momento en que se aprovecha, empieza a decaer. Por otro lado, aunque regularmente a la geotermia se le califica como energía alternativa, no se le considera ni como energía limpia ni como energía sustentable, comparativamente con la energía solar”, señala Curiel Ballesteros.

“Es un tipo de olla exprés en la caldera del volcán, que está a dos mil metros de profundidad; meten un tubo que saca el agua a presión para generar energía, y todo el tiempo vas a tener una columna de vapor caliente con partículas tóxicas. Eso afectará todo el ecosistema del bosque, el microclima va a cambiar, y los vapores, por la lógica de los vientos, acabarán llegando a Guadalajara”, dimensiona el problema Sandra Valdés Valdés, académica del ITESO y titular del Comité Ciudadano del OPD de La Primavera.

“Entre los efectos nocivos de la geotermia está la contaminación de los mantos freáticos, contaminación de los suelos con elementos potencialmente tóxicos; la cantidad de éstos y el manejo de las aguas geotérmicas podrían afectar severamente las condiciones del bosque, porque pueden contener cantidades altas de sales, arsénico, boro, sulfatos, fluoruros, entre otros”, advierte la ingeniera ambiental Lydia Hernández Rivera, del ITESO y también integrante del OPD.

Fuente: Aristegui Noticias.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *