El origen de Halloween

Halloween

Todos los años, durante la noche del 31 de Octubre “Halloween” cobra vida; una tradición anglosajona que se celebra en vísperas del Día de Muertos en México, lo que ha llegado a generar confusión y debate en la diferencia de estas tradiciones que suelen mezclarse durante estas fechas.

La palabra “Halloween” significa “All hallow’s eve”, proveniente del inglés antiguo que significa “víspera de todos los santos”, ya que se refiere a la noche del 31 de octubre, víspera del 1 d Noviembre cuando se celebra la Fiesta de Todos los Santos. Antiguamente era una celebración religiosa, pero hoy en día es una fiesta temática que se ha comercializado como “noche de terror, noche de brujas o fiesta de disfraces”.

Así fue como nació esta tradición hace varios siglos en Europa:

La celebración del Halloween se inició con los celtas, antiguos pobladores de Europa Oriental, Occidental y parte de Asia Menor. Entre ellos habitaban los druidas, sacerdotes paganos adoradores de los árboles, especialmente del roble. Ellos creían en la inmortalidad del alma, la cual decían se introducía en otro individuo al abandonar el cuerpo; pero el 31 de octubre volvía a su antiguo hogar a pedir comida a sus moradores, quienes estaban obligados a hacer provisión para ella.

El año céltico concluía en esta fecha que coincide con el otoño, cuya característica principal es la caída de las hojas. Para ellos significaba el fin de la muerte o iniciación de una nueva vida. Esta enseñanza se propagó a través de los años juntamente con la adoración a su dios el “señor de la muerte”, o “Samagin”, a quien en este mismo día invocaban para consultarle sobre el futuro, salud, prosperidad, muerte, entre otros.

Cuando los pueblos celtas se cristianizaron, no todos renunciaron a las costumbres paganas. Es decir, la conversión no fue completa. La coincidencia cronológica de la fiesta pagana con la fiesta cristiana de Todos los Santos y la de los difuntos, que es el día siguiente, hizo que se mezclara. En vez de recordar los buenos ejemplos de los santos y orar por los antepasados, se llenaban de miedo ante las antiguas supersticiones sobre la muerte y los difuntos.

Algunos inmigrantes irlandeses introdujeron Halloween en los Estados Unidos donde llegó a ser parte del folclor popular. Se le añadieron diversas leyendas tomadas de los diferentes grupos de inmigrantes hasta llegar a incluir la creencia en brujas, fantasmas, duendes, drácula y monstruos de toda especie. Desde ahí, se ha propagado por todo el mundo.

El origen de la Calabaza y los disfraces:

La fiesta de Halloween actualmente es representada por una calabaza y disfraces, cuyo origen fue posterior a esta tradición antigua.

Una leyenda irlandesa muy antigua narra que la calabaza iluminada sería la cara de un tal “Jack O’Lantern” que, en la noche de Todos los Santos, invitó al diablo a beber en su casa, fingiéndose un buen cristiano. Como era un hombre inmoral, acabó en el infierno.

Europa sufrió durante un largo período de tiempo la plaga bubónica, también conocida como la “muerte negra”, la cual aniquiló a casi la mitad de la población. Esto creó un gran temor a la muerte y una enorme preocupación por ésta. Se multiplicaron las misas en la fiesta de los Fieles Difuntos y nacieron muchas representaciones satíricas que le recordaban a la gente su propia mortalidad.

Estas representaciones eran conocidas como la Danza de la Muerte. Dado el espíritu burlesco de los franceses, en la víspera de la fiesta de los Fieles Difuntos, se adornaban los muros de los cementerios con imágenes en las que se representaba al diablo guiando una cadena de gente: Papas, reyes, damas, caballeros, monjes, campesinos, leprosos, etc…, y los conducía hacia la tumba. Estas representaciones eran hechas también a base de cuadros plásticos, con gente disfrazada de personalidades famosas y en distintas etapas de la vida, incluida la muerte a la que todos debían de llegar.

De estas representaciones con disfraces, se fue estableciendo la costumbre de caracterizarse durante estas fechas.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *