Chapala

Lago de ChapalaA 45 minutos de Guadalajara existe un lugar elegido por el sol para expirar allí con majestad y romanticismo. Al amparo de montes verdes que ciñen al lago de Chapala, el más grande de México, se abre un horizonte donde el tiempo y el espacio han establecido un pacto de silencio, auspiciador de un recreo para los sentidos y el alma.

El primer encuentro en el poblado de Chapala con la atmósfera del lago te llevará al Malecón, donde es casi obligado tomarse una nueva de garrafa o probar los típicos charales, esos pequeños pescados fritos que van acompañados con chile, limón y sal. Los fines de semana el ambiente es festivo, con música de banda en vivo y un extenso tianguis de artesanías.

Sea cual sea el día de tu visita, en los restaurantes de mariscos ubicados frente al lago recibirás una invitación a disfrutar de una cerveza. Hay recorridos en lancha por el lago que llevan al paseante a recorrer las islas de los Alacranes y la del Presidio, además de paseos a caballo a un costado del Mercado de Artesanías, por cierto, bien provisto de hilados, vestidos típicos, alfarería y artículos de piel.

Algunos de los sitios más atractivos de Chapala son la Casa Braniff, construida en 1906, y la Parroquia de San Francisco de Asis, del siglo XVIII. También recomendables son la Antigua Estación del Ferrocarril, un bello edificio de 1920, y el Palacio Municipal, de 1905.

Cómo llegar a Chapala desde Guadalajara: 49 km. 40 minutos aproximadamente.


Ver Chapala en un mapa ampliado

[mappress mapid=”63″]

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *